El momento de Lebron James


Hay momentos de la historia del deporte en que un jugador se convierte en mito. Suele ser una etapa concreta, apenas un año o dos, tras la cual, pase lo que pase, el deportista en cuestión será recordado como uno de los mejores en su terreno. El “yo lo vi jugar” se convierte, con el tiempo, en un valor, en un patrimonio mental que se transforma en privilegio a los ojos de quienes no lo vieron jugar. Pues bien, el jugador de la NBA, Lebron James, está ahora mismo en ese momento (Messi, por su parte, lo está en el ámbito futbolístico).

Lebron James. Imagen del Washington Post.

Lebron James. Imagen del Washington Post.

Los aficionados al baloncesto y al deporte en general, no deberían perderse el estado de forma del alero norteamericano. Merece la pena trasnochar para deleitarse con el derroche de talento que despliega en cada partido de los Miami Heat. Más allá de su portentosa presencia física y de sus mates espectaculares, Lebron demuestra tener una de las mejores visiones de juego del mundo. Sus asistencias imposibles, sus tiros a media vuelta, sus robos imprevistos. Sólo hay que verlo botar el balón para comprender que su juego va un paso más allá de lo normal. Va sobrado, incluso parece que va a medio gas en los primeros partidos de Playoff. Pese a ello, impone unos números inalcanzables.

Números que no son los mejores de su carrera (26,8 puntos, 8 rebotes, 7,3 asistencias, 1,7 robos) pero que tienen más valor. Pues Lebron ya no es la megaestrella de su equipo (como ocurría en los Cleveland Cavaliers), sino que ahora tiene que compartir liderato con otros jugadores históricos como Wade, Bosh, Ray Allen, o Rashard Lewis. Su 56,5% en tiros de esta temporada (cifra que nunca alcanzó Jordan) avalan su poderío.

Desde que llegó a la NBA con 20 años, Lebron siempre ha estado en la cumbre del baloncesto. Pero ahora, tras muchos años de fracasos, se juega títulos, de ahí que esté sacando todo su potencial. Va a por su cuarta final de la liga, y a por su segundo anillo de campeón. Es también el claro aspirante a llevarse el que sería su cuarto premio de MVP (mejor jugador) de la temporada. Su juego, sus estadísticas, su imagen de marca: es un jugador total, que está en lo más alto de su carrera.

Un jugador que sólo es comparable con Michael Jordan. Ante él, puede que Lebron pierda el duelo, pero también es cierto que a su edad, 29 años, Jordan poseía un palmarés y unos números parecidos a los de James.

Sea o no el mejor de la historia, lo cierto es que Lebron James está cruzando estos meses la gruesa línea que separa a las estrellas mediáticas de los mitos, la que le alza de la categoría de jugador con admiradores en su deporte, a la de deportista unviersal. Es su momento.

Anuncios

Acerca de Angel Espínola

Periodista y Community Manager. 25 años. Con un Master de Escritura Creativa. Interesado en #Cultura, #Carnaval, #Política, #Deportes, #Literatura, #Salud, #Comunicación, #Marketing. Vivo online. @angelyespinola
Esta entrada fue publicada en Deportes y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s