‘Adriático’, más allá del mar


Portada de 'Adriático'.

Portada de ‘Adriático’.

No es necesario contar una historia enredada hasta el infinito, con giros imposibles y mundos de fantasía. No si se dispone de una sensibilidad tan delicada como la de Eva Díaz Pérez, escritora y periodista, con la que plasmar con mimo lo que se ha visto y lo que se desearía haber visto.

De esta inusual virtud hace uso la autora sevillana en su última novela: Adriático. Una obra en la que el argumento es casi lo de menos, porque la trama está bañada por las entrañas de dos ciudades anexas al mar que da título a la creación: Trieste y Venecia. Más Venecia que Trieste. Por aquellos parajes se desenvuelve Vittorio Brunelleschi, último descendiente de un linaje familiar que se remonta siglos atrás y que se encarga de buscar objetos perdidos en las aguas cenagosas de Venecia.

La memoria de su estirpe saldrá a flote mediante algunos de esos objetos, recuerdos ajenos del protagonista y la propia aparición de los familiares, representados por espectros. Durante la narración, que cambia de focalización en varias ocasiones, y pasa del presente al pasado a su antojo, se descubre la esencia de ambas ciudades; el lado histórico, por su puesto, pero también lo que hay detrás del cartón, lo que es imposible vislumbrar a ojo de turista (aspecto recurrente en la trayectoria de la autora).

El discurso está fragmentado hasta en 58 capítulos cortos (240 páginas en total). Cada uno podría constituir un relato aislado, con su trama interna, pero todos están tejidos por los vientos que dominan el Adriático: el Bora, el Siroco y el Maestral; y por un importante componente olfativo. Quizás esta excesiva división del argumento haga perder intensidad a la historia pero, por otro lado, se adecua más a los hábitos de lectura actuales, en los que prima la falta de tiempo y atención hacia el texto.

La prosa de Eva Díaz es la de siempre: casi poética, con algo de nostalgia ajena, muy reflexiva a veces. Como curiosidad, en esta novela la autora, que nunca ha sido muy amiga de los parlamentos, suprime por completo los diálogos en estilo directo en favor de una descripción más detallada, pero que no ahoga con adjetivos.

‘Adriático’ forma parte de una serie que Eva Díaz prepara sobre la memoria de Europa, inaugurada por ‘El Sonámbulo de Verdún‘ y cuyas próximas entregas ya se cuecen, según la propia Eva. Por ‘Adriático’ ha recibido el Premio Málaga de Novela 2012, financiado por la Fundación José Manuel Lara, la cual ha editado el libro.

La mayor pega de la creación puede ser el precio: 19 euros, en una edición de mucha calidad y tapas duras, con elementos estéticos que sin embargo nada aportan al valor final del texto. Más aún en momentos de bolsillos vacíos. No obstante, seguro que pronto aparecerán ofertas y descuentos, ya sea mediante Amazon, o mediante nuevas ediciones más sencillas.

Aunque no tenga mucha que ver con la novela, puesto que me gusta el carnaval, dejo una copla de un autor gaditano al que la Sereníssima también imprimió un dulce recuerdo:

Anuncios

Acerca de Angel Espínola

Periodista y Community Manager. 25 años. Con un Master de Escritura Creativa. Interesado en #Cultura, #Carnaval, #Política, #Deportes, #Literatura, #Salud, #Comunicación, #Marketing. Vivo online. @angelyespinola
Esta entrada fue publicada en Cultura y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s