Casos y noticias que no entiendo


Supongo que, como todo el mundo, hay muchas cosas que no entiendo en esta vida. Aspectos que no logro explicarme, aunque preveo unos cauces oscuros en sus verdaderas respuestas. En los últimos meses, han aparecido noticias y casos que han tenido un tratamiento extraño, común a todos los medios de comunicación, y que se han ido borrando de la memoria colectiva sin que nos demos cuenta.

Por ello, no me explico que en mi país, España, los medios anuncien alegremente (nunca en grandes caracteres), que Obama (Premio Nobel de la Paz) se plantee mandar armas a los rebeldes Sirios porque, según dicen, Al-Assad “usa armas químicas” contra los rebeldes. ¿Esto ya es motivo para intervenir en una guerra ajena? Con esa lógica, el presidente de Estados Unidos también debería intervenir en Turquía, donde algunos manifestantes de la plaza Taksim acusaron a Erdogan de utilizar productos químicos en los intentos por desalojar la plaza. Finalmente, parece que todo quedó en gas pimienta (como si fuera poco).

Sin embargo, nadie cuestiona la actitud de Obama con Al-Assad (aliado de Rusia, rival de Estados Unidos), ni la indiferencia con respecto a las represiones de Erdogan (Turquía es el país musulmán mas grande de la OTAN y es aliado de Estados Unidos).

Tampoco entiendo que en mi región, Andalucía, la explosión en la base militar de Viator (Almería), que causó tres fallecidos y dos heridos graves, desapareciera de la agenda en apenas tres días. Es cierto que se decretó el secreto de sumario sobre la investigación, pero, ¿nadie se pregunta qué pasó realmente? ¿Nadie cree que se deben depurar responsabilidades en el Ejército por un suceso tan grave? Sólo la prensa local dio un seguimiento más prolongado que, sin embargo, acabó muriendo poco a poco.

En el caso de los ERE de la Junta de Andalucía, sin embargo, también se decretó el secreto de sumario y las informaciones y pesquisas de los medios siguieron copando portadas y minutos en televisión. Sin embargo, en temas de Fuerzas Armadas, los trapos sucios se lavan a en casa y a espaldas de los ciudadanos…

Imagen del cuartel del Ejército en Viator /Cadenaser.com

Imagen del cuartel del Ejército en Viator /Cadenaser.com

Por último, no entiendo un par de cosas en mi ciudad, Sevilla. Por un lado, no logro explicarme cómo el alcalde de San Juan de Aznalfarache, Fernando Zamora (PSOE), sigue en su cargo tras dar positivo en un control de alcoholemia mientras conducía su coche oficial. Salvo algunas informaciones en las que miembros del PP pedían su dimisión, el caso tuvo un seguimiento efímero. Ya nadie se pregunta cómo pudo salir impune de su infracción.

Por otro lado, y aunque el caso es reciente, preveo que ningún medio se preguntará por la continuidad del alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, tras anunciar hace meses a bombo y platillo la creación de 400 puestos de trabajo por parte de una empresa, Sitel, que hace unos días aplicó un ERTE que afecta a 142 trabajadores. Motivo suficiente para dimitir.

Casos y noticias estas que no logro comprender, aunque detrás se intuyen intereses relacionados con el poder, que es quien realmente marca la agenda de los medios de comunicación.

Anuncios

Acerca de Angel Espínola

Periodista y Community Manager. 25 años. Con un Master de Escritura Creativa. Interesado en #Cultura, #Carnaval, #Política, #Deportes, #Literatura, #Salud, #Comunicación, #Marketing. Vivo online. @angelyespinola
Esta entrada fue publicada en Mi libertad y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s