El Cuajarón: entrañas humanas en un libro sobre toreo


Llegué a su lectura al segundo intento, en el primero me echó para atrás su temática: toreo. Pero ahora me atrevo a decir que El Cuajarón es una de las mejores novelas, si no la mejor, que he leído nunca. Por encima de clásicos y contemporáneos de renombre. Curiosamente, la obra procede de un autor desconocido por el gran público: el sevillano José María Requena, fallecido en 1998 y apenas recordado más que en su pueblo natal: Carmona.

El Cuajarón, Premio Nadal de 1972 trata en la superficie la historia soñada y real de un novillero de pueblo que aspira a ser torero de fama mundial (de ahí quizás el premio logrado en pleno tardofranquismo). Pero la temática taurina es sólo el punto de partida, puesto que la obra acaba intrometiéndose en lo más profundo de la condición humana: en la soberbia, en el amor, en el desprecio, en la derrota,  en la muerte.

Y Jose María Requena, escritor, periodista, poeta y dramaturgo, lo hace, lo hizo, de una forma impactante, que te va dejando sin respiración en cada párrafo. Su narrador va de la primera persona a la tercera, cambia de personaje sin que nos demos cuenta, va del pasado al presente, de la realidad a lo soñado constantemente. Un caos, como la vida misma, como la pequeña sociedad que muestra en su obra, reflejo sin embargo de nuestra sociedad, la antigua y la actual.

El Cuajarón toca las pulsiones humanas, pero al tiempo da una lección de cómo satirizar sobre el submundo taurino, un ámbito muy andaluz, como su novela. Un espacio en el que se mueve la envidia, la ambición, el endiosamiento del torero, el desprecio por los animales. La sangre que emana de las heridas abiertas y por abrir.

La lectura de la obra puede resultar difícil, por su juego de narradores y la estructura atípica de los parlamentos. Pero lo cierto es que el manejo del lenguaje de Requena está al alcance de todos, siendo sin embargo muy rico, casi lírico.

El Cuajarón no te atrapa por su trama, sino por la psicología de sus personajes: dañinos, prepotentes, sumisos, vengativos. Una novela casi olvidada sobre toreo que nos muestra la condición humana desde sus entrañas. Llega a nuestra mente para retorcernos y hacernos sentir cual torero sediento de sangre, que cada tarde se juega su destino delante de un animal enfurecido.

Anuncios

Acerca de Angel Espínola

Periodista y Community Manager. 25 años. Con un Master de Escritura Creativa. Interesado en #Cultura, #Carnaval, #Política, #Deportes, #Literatura, #Salud, #Comunicación, #Marketing. Vivo online. @angelyespinola
Esta entrada fue publicada en Cultura y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El Cuajarón: entrañas humanas en un libro sobre toreo

  1. Apuleyo dijo:

    Cierto, una de las mejores novelas españolas de los últimos 50 años, a caballo entre el experimentalismo y la tradición. Con un ritmo vertiginoso, no es realmente una novela acerca del mundo taurino, sino más bien un cuento de pesadilla existencial acerca de las pulsiones fermentadas de una sociedad sureña atrapada entre el atavismo y los primeros esbozos de la modernidad, algo que chirriaba en aquella época y latitudes y que hoy nos puede parecer trivial.

    Me he críado en las mismas vegas y dehesas por las que trascurren las pesadillas y duermevelas de Goyo, y periodicamente vuelvo al libro con ese aliciente de hallar siempre en él el sustrato emocional que también a mí me conforma.

    Gran acierto el rescatar esta pequeña joya literaria, desconocida para muchos lectores.

  2. Manuel dijo:

    Un argumento tópico: la transformación experimentada por un pobre muchacho de aldea, al convertirse en figura del toreo. Sin embargo, el relato es extraño, onírico, a veces brutal, como una alucinación… Se suceden y alternan como narradores en primera persona el propio protagonista y entre otros, sus subalternos de la cuadrilla. La historia no es lineal, avanza y retrocede en el tiempo; incluso llega a desdoblarse en dos historias paralelas, la principal, y otra subterránea, como contrapunto, en la cual el muchacho ha fracasado y lleva una vida miserable en su pueblo. Novela cubista, casi cuántica.

    Es el número 375 de la colección Áncora y Delfín. Premio Eugenio Nadal 1971.

    Aquí os podéis descargar el libro El Cuajaron:

    http://www.epublibre.org/libro/detalle/10295

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s