Sevilla, la ciudad que baila al son de un banco


Caja San Fernando, El Monte, Cajasol, Banca Cívica, Caixabank, el nombre es lo de menos. Esta entidad financiera, caja de ahorros, banco, o todo a la vez, campa a sus anchas por una ciudad que ni se inmuta ante sus poderosos instrumentos de coacción. Es el auténtico alcalde de Sevilla: hace el mal, todo depende de él y su logotipo tiene buena imagen para el sevillano. Es difícil encontrar cualquier proyecto o actividad importante en la urbe hispalense en la que Caixabank no haya metido sus zarpas.

Quizás el más importante, o al menos el más visible, es el de la Torre Pelli. Un faraónico monumento que ha puesto en jaque a la ciudad en varias ocasiones y cuyo coste final se eleva hasta cotas insospechadas. “Creará empleo” arguyen directivos y políticos. De momento, el único gran proyecto que albergará la torre será el Caixaforum, con el que la entidad financiera también ha mareado tanto la perdiz que hasta Ayuntamiento (PP) y Junta (PSOE), se han puesto de acuerdo en algo.

Se le exige una indemnización millonaria por esta broma, pero sobre el ambiente brota un pestilente aire de indiferencia por parte de los que mandan. Más aún, cuando la colaboración de la entidad, cuyo consejo de administración está compuesto por personas con ingresos anuales superior al millón de euros, es imprescindible para poner en pie cualquier actividad de renombre en la ciudad. Véase el caso de la exposición sobre Trajano en Itálica, aparcada por el momento.

Otra de las grandes bazas con las que cuenta Caixabank en su influencia sobre la prensa. La entidad se deja las perras en publicidad para los medios locales. Y eso, al fin y al cabo, es poder. Diario de Sevilla, por ejemplo, resaltaba en negrita hace tres meses que la venta de Isla Mágica por parte del banco a una empresa francesa “asegurará su viabilidad”. Hace unos días, en cambio, el mismo diario mostraba el estado de las negociaciones de los despidos que llevará a cabo esa nueva empresa, dando datos pormenorizados de las deudas del parque temático.

Inexplicablemente, Sevilla mantiene una fuerte dependencia con el ente financiero desde hace muchos años. Desde el festival de carnaval en San Francisco (desapareció en cuanto el banco retiró su apoyo), hasta los equipos de baloncesto (reduce su prepuesto tras la fusión con el grupo catalán), voleibol o rugby, dependen de la voluntad del banco.

Es cierto, sin embargo, que la Obra Social de Cajasol lleva a cabo una importante labor, promoviendo la cultura y financiando festivales y actos de todo tipo. Pero esto  revierte en una imagen positiva de la entidad de cara a los ciudadanos (propaganda), y eso que, al menos hasta hace poco, esa función social era requisito indispensable de las cajas de ahorro. Venden como altruismo, lo que es una obligación.

La sumisión absoluta de la ciudad ante las arcas monetarias del banco le permite quedar impune ante temerarios recortes de plantilla o incluso suicidios por cuestiones de desahucios. Todo ello mientras el grupo financiero sigue obteniendo cuantiosos beneficios en plena crisis y sus dirigentes abandonan el barco en cuanto se limita su tope salarial.

Sea para bien o para mal, Sevilla baila hoy al son que le marca una entidad financiera, un banco, una caja de ahorros o todo a la vez.

Anuncios

Acerca de Angel Espínola

Periodista y Community Manager. 25 años. Con un Master de Escritura Creativa. Interesado en #Cultura, #Carnaval, #Política, #Deportes, #Literatura, #Salud, #Comunicación, #Marketing. Vivo online. @angelyespinola
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s