Entrevista al médico Carlos Martínez Manzanares (I)


“Los ancianos, ni se comportan como niños ni son tontos”

La clínica del médico geriatra Carlos Martínez Manzanares guarda aires de otro tiempo. Mobiliario añejo, color caoba. Impecable. Estanterías con libros en los que se recogen  las decenas de tesis doctorales que ha dirigido. “Mi biblioteca particular es mucho más grande”, señala. Su consulta está flanqueada por innumerables diplomas que dan fe de su sabiduría.

Carlos ha sido y es profesor de Geriatría en el Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla. También fue presidente de la Sociedad Andaluza de Geriatría y perteneció durante veinte años al Grupo de Expertos en Envejecimiento del Fondo de Investigación de la Seguridad Social (FISS). Aunque su currículum es mucho más extenso, es más valiosa la labor que realiza a diario con ancianos de todo tipo.

Su corazón ha latido durante poco más de setenta años, pero continua siendo un fiel centinela de la salud de los demás. Desde su clínica privada, Carlos es un anciano que ayuda a otros ancianos. “La jubilación debería ser voluntaria, como mínimo, a los 55 años”, explicará posteriormente.

No necesita mucho previo este miembro de la Real Academia de Medicina. Asegura no tener prisa, aunque se posiciona pronto para que comience la entrevista. Sus dotes como profesor y conferenciante salen a la luz en cuanto comienza a desechar palabrejas del argot científico. Términos que nada dicen a quienes cada día acuden a su consulta en busca de cuidados y soluciones. En apariencia, Carlos es lo que en las tiendas de ropa llaman caballero. Ser humano antes que médico. Se sienta al lado, no enfrente del entrevistador. Sin barreras entre científico y periodista, parece querer decir. Sin más prefacio, da comienzo nuestra entrevista.

– ¿Cuál es el perfil de las personas que suele tratar la Geriatría?

La geriatría puede tratar a todo tipo de personas mayores. Pero lo más específico de nuestra especialidad es lo que llamamos el mayor frágil y el paciente geriátrico. El mayor frágil es una persona que se encuentra en una situación de pérdida de reservas funcionales y psíquicas, y que puede caer en una dependencia  o una enfermedad.

El paciente geriátrico es una persona ya complicada, que reúne problemas sociales, psíquicos y físicos. Entonces, el objetivo fundamental de la geriatría es la prevención, que se hace sobre todo con el mayor frágil.

– El geriatra, ¿ayuda a alargar la vida o a acabarla con la menor dificultad posible?

Ambas cosas. Ayuda a prolongar la vida, siempre que sea con calidad. Pero también ayuda a que el tránsito al otro mundo sea lo menos traumático posible.

– En el paciente geriátrico, ¿es más importante el cuidado psicológico o el físico?

Depende. Hay mayores que llegan en plenas facultades físicas y mentales. Mira el ejemplo de Miguel Ángel en el mundo del Arte, que llegó perfectamente a los noventa años o de Coco Chanel en la moda. Lo que pasa es que hay personas que por lo que ha sido su vida pues llegan en malas condiciones.

Si la vida las ha maltratado tendrán más problemas psicológicos. Los problemas físicos son achaques normalmente, que no son enfermedades. Una cosa son las enfermedades y otra el envejecimiento, con el que se pierden simplemente capacidades.

– ¿Aconseja que los ancianos sepan lo que les ocurre en todo momento, ya sean enfermedades o incluso la muerte a corto plazo?

Por supuesto que sí. Hay que dejar claro que los ancianos, ni se comportan como niños ni son tontos. Los habrá que no estén en plenas condiciones, pero al fin y al cabo son adultos. Y lo mismo que a mi no me gusta que me manipule y me engañe nadie, pues tampoco le gusta a los ancianos.

Si bien, hay aspectos médicos con los que los profesionales hemos de tener cuidado a la hora de comunicárselo a los ancianos o a los adultos. No le podemos decir a una persona, por joven que sea, que tiene un cáncer y se va a morir. Habría que decirle que hemos encontrado un tumor, que tiene ciertas posibilidades y que existe un tratamiento. Hay que ser a veces sutil, pero al enfermo hay que decírselo absolutamente todo. En algunos países, no hacerlo puede suponer una multa para el médico.

Continúa…

Anuncios

Acerca de Angel Espínola

Periodista y Community Manager. 25 años. Con un Master de Escritura Creativa. Interesado en #Cultura, #Carnaval, #Política, #Deportes, #Literatura, #Salud, #Comunicación, #Marketing. Vivo online. @angelyespinola
Esta entrada fue publicada en Entrevistas y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s