El simulcaro: Griñán, Montero y los ancianos del Cerro


NOTA: Contracrónica de la noticia que pueden visitar pinchando aquí.

“He venido a echar unos papeles, y me han dicho que por la tarde, que ahora viene Griñán”. Comenta un vecino. Y así es: llega Griñán al Cerro del Águila. El Presidente, y sus guardaespaldas, asesores, policías, pelotas, incluso se trae a la consejera María Jesús Montero, que trabaja en Hytasa y por allí la conocen algunas señoras.

Fotos, chistes, y más fotos. Griñán, que pertenece a un partido que había negado la construcción del Centro de Participación Activa para personas Mayores del Cerro durante más de una década, de repente es amigo de todos. Viene a inaugurar el nuevo centro (bonito, mucho más que el cuchitril en el que antes se debían de turnar los más de 5.000 socios).

Durante el paseo, todos los ancianos se muestran activos en sus talleres, se alegran de ver al Presidente. Se alegran porque nunca había venido a visitarles. Y ahora besa a todas las señoras y se interesa por sus trabajos. La mayoría de sus hijos están en paro, y ellas mismas han estado olvidadas por la Junta durante décadas. Pero ahora ven las cámaras, y se sienten protagonistas.

“Esto es un simulacro de taller, los días normales viene aún más gente” comenta la profesora de estimulación de la memoria. Un taller que el año pasado “dábamos a mucha menos gente porque no cabíamos en el edificio, teníamos que compartir la sala con las oficinas”. Todo muy alejado del positivismo con el que Griñán se contonea por entre los ancianos.

El párroco del Cerro, con afán de protagonismo, llega de pronto y comienza a hablar en un tono alto. “Éste ya viene a por negocio”, le comenta una anciana aprendiz con guasa. Se lleva muy bien el cura con Espadas, que llega también para aprovechar el momento. “Vamos al lío” dice, pero yo entiendo “vamos a ganar votos fáciles”. Cura y político, poder los dos, bromean como si el pescado estuviera vendido.

Por aquel edificio abarrotado de personas mayores, pero con ilusión, no aparece Monteseirín, que puso la primera piedra, pero que ni se atreve a dar la cara ante su pueblo. Ya tuvo bastante durante su mandato.

Griñán bromea con clara hipocresía, Montero apenas habla, sólo mira mal a los periodistas, Espadas pica y se va. Una señora me dice: “hazme una foto a mi, que soy la más vieja de aquí”. Yo se la hago señora, porque no sé cuando volverá a ser usted la protagonista:

Anuncios

Acerca de Angel Espínola

Periodista y Community Manager. 25 años. Con un Master de Escritura Creativa. Interesado en #Cultura, #Carnaval, #Política, #Deportes, #Literatura, #Salud, #Comunicación, #Marketing. Vivo online. @angelyespinola
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s